Prórroga a los congelamientos de alquileres y prohibición de desalojos

Inicio / Actualidad / Prórroga a los congelamientos de alquileres y prohibición de desalojos
Prórroga a los congelamientos de alquileres y prohibición de desalojos

Prórroga a los congelamientos de alquileres y prohibición de desalojos

En sintonía con el Decreto 260/20 que amplió la emergencia pública en materia sanitaria por el plazo de 1 año, y en la búsqueda de medidas que ayuden a paliar la crisis de salud pública coadyuvando asimismo en las problemáticas económicas y sociales, el gobierno prorrogó el congelamiento de los precios de alquileres y la suspensión de los desalojos por falta de pago, así como la imposibilidad de modificar el valor de las cuotas de los créditos hipotecarios, entre otros.

A través de un Decreto de Necesidad y Urgencia se extendió hasta el 31 de enero de 2021 la suspensión de los desalojos, el plazo de vigencia de los contratos y el congelamiento de los precios de los alquileres.

Además se prorroga hasta febrero de 2021, el inicio del pago de las deudas por diferencia de precio en los mismos términos y condiciones, y hasta el 31 de enero de 2021 para las deudas por falta de pago.

Con todo esto se busca de alguna manera paliar la situación crítica en la que se encuentran importante cantidad de locatarias y locatarios para hacer frente a sus obligaciones contraídas en un contexto totalmente distinto al que trajo aparejado la pandemia.  

En sus fundamentos, la norma refiere al derecho a la vivienda consagrado por diferentes Tratados Internacionales ratificados por nuestro país así como también en el art 14 bis de la Constitución Nacional. 

Asimismo la Corte Suprema de Justicia de la Nación ha reconocido la constitucionalidad de leyes que suspenden temporaria y razonablemente los efectos de los contratos, mientras no se altere su sustancia, en casos de desastres o graves perturbaciones de carácter físico, económico o de cualquier índole (CSJN Fallos 243:467).

Finaliza sosteniendo que el objetivo es evitar que la problemática existente en nuestro país respecto de la vivienda se agrave y traiga aparejado mayor deterioro al tejido social.