Nueva Ley de Teletrabajo

Inicio / Actualidad / Nueva Ley de Teletrabajo
Nueva Ley de Teletrabajo

Nueva Ley de Teletrabajo

No quedan dudas que la pandemia por el COVID 19 vino a plantearnos un nuevo escenario con particularidades que en muchos casos llegaron para quedarse. 

Y en este sentido, el Senado de la Nación aprobó el proyecto que regula las condiciones laborales para quienes trabajan desde sus casa.

Queda así normado todo la referente a la garantización de derechos laborales a quienes desempeñan sus tareas a distancia -desde sus casas-.

Se establece que las personas teletrabajadoras tiene los mismos derechos y obligaciones que quienes trabajan presencialmente y además, su remuneración no podrá ser inferior a la que percibirían si el trabajo fuera realizado presencialmente.

Esta ley garantiza el derecho a la desconexión digital. ¿Qué significa? Que no se podrá exigir tareas ni contactar a los trabajadores fuera del horario laboral ni durante sus licencias. 

Además el empleador o empleadora debe proporcionar el equipamiento adecuado y compensar los gastos que se generen en cuanto a la conectividad. 

El trabajador o trabajadora decidirá voluntariamente y con un consentimiento prestado por escrito realizar el trabajo en su domicilio, salvo casos de fuerza mayor debidamente acreditada. Esa decisión será reversible en cualquier momento de la relación laboral.

¿Cuándo entra en vigencia? Lo hará 90 días después de que el gobierno nacional declare el fin de la cuarentena.

Un gran avance respecto de la introducción de la temática de género es el artículo  que refiere a las personas que trabajen desde sus casa y acrediten tener a su cargo, el cuidado de personas menores de 13 años, personas con discapacidad o adultos mayores que necesiten de asistencia específica.

Tendrán derecho a horarios compatibles con éstas tareas o a interrumpir la jornada laboral.

Se observa la búsqueda de armonización entre el tiempo del trabajo y el tiempo que requiere las responsabilidades familiares y de cuidado.

Un punto muy positivo también es la aplicación del articulado de manera equitativa, sin distinción de géneros y asimismo la jerarquización de las tareas de cuidado en la legislación laboral. 

El reparto de labores posibilita que no caiga todo el peso de la responsabilidad de las tareas de cuidado – sumadas a las laborales- dentro del hogar en sólo una persona, que en la mayoría de los casos son las mujeres. 

La legislación laboral -como todas las ramas del derecho- solo resultará garante de los derechos de las personas en la medida en que implemente métodos y herramientas que permitan garantizar la igualdad real entre todos los géneros.